Esto se trata de…

Posted in Exposiciones on 21 de mayo de 2012 by catchyouu

Este es un proyecto educativo de la UVM de la materia de Comunicación Virtual.

Este blog es creado por Sara Isabel Faure Landois y José Alberto Garrido Rejo, con la finalidad de poder compartir con las personas la información sobre los asesinos seriales desde un punto de vista de análisis psicológicos, lo que hay detrás de las personas que cometieron muchos crímenes brutales; también hablaremos sobre investigaciones que existen sobre estos criminales y exposiciones o libros que existen para que también las personas visiten museos y fomenten sus conocimientos sobre este tema.

Dinos lo que piensas

Posted in Exposiciones on 23 de mayo de 2012 by catchyouu

¿Fantasía o realidad?

Posted in Asesinos de la antigüedad, Ficción on 23 de mayo de 2012 by catchyouu

Jack el Destripador (Jack the Ripper en inglés) es el más conocido de los seudónimos que se le dieron a un asesino en serie no identificado que cometió varios crímenes en 1888, principalmente en el distrito de Whitechapel, en Londres —así como en las áreas empobrecidas de los alrededores—. El apodo se originó de una carta escrita por alguien que se adjudicaba los asesinatos bajo este seudónimo, y como resultado de su difusión por los medios de comunicación, ese nombre pasó a ser conocido por la sociedad en general.

A pesar de ello, varias fuentes consideran que el documento se trata realmente de una broma de mal gusto elaborada por algún periodista, en un intento de aumentar el interés en la historia y, al mismo tiempo, armar un escándalo.

Otros seudónimos con los que también es conocido el homicida son «El asesino de Whitechapel», «Mandil de cuero», además de «Genio independiente», este último acuñado en una carta escrita por George Bernard Shaw.

Con frecuencia, Jack el Destripador es descrito como un asesino inteligente, eficaz, burlón, astuto, frío y obsesionado por el asesinato. Los ataques que se le atribuyeron involucraban a mujeres prostitutas de barrios pobres y tenían un modus operandi distintivo, que consistía en degollamiento, estrangulación y mutilación abdominal. La extracción de los órganos internos de al menos tres de las víctimas llevó a pensar que el asesino tenía conocimientos anatómicos o quirúrgicos. Por otra parte, los rumores de que los asesinatos estaban relacionados entre sí se intensificaron entre septiembre y octubre de 1888, período en el que apareció una gran cantidad de misivas escritas por uno o varios sujetos anónimos, enviadas a Scotland Yard y los medios. Uno de los textos, recibido por George Lusk del Comité de Vigilancia de Whitechapel, incluía medio riñón humano preservado, supuestamente de una de las víctimas. Debido al carácter extraordinariamente brutal de los asesinatos y el enfoque que los medios de comunicación les dieron a los mismos, el público creyó que en verdad se trataba de un único asesino: Jack el Destripador. La amplia cobertura que la prensa le otorgó a dichos eventos provocó que alcanzaran notoriedad a nivel internacional. Una investigación sobre los asesinatos en Whitechapel cometidos hasta 1891 no pudo resolver con certeza si todos los crímenes se conectaban con los asesinatos en 1888; para entonces, la leyenda de Jack el Destripador comenzaba a solidificarse.

Debido a que los homicidios jamás fueron resueltos, las leyendas en torno a ellos se convirtieron en una combinación de investigación histórica genuina, folclórica, y pseudohistórica. Desde entonces, se tiene constancia de más de un centenar de teorías sobre la identidad del Destripador, mientras que los acontecimientos han influido en múltiples obras de ficción literarias, cinematográficas y artísticas.

Por Sara Isabel Faure Landois.

http://es.wikipedia.org/wiki/Jack_el_Destripador

Zodiac: La película.

Posted in Ficción, Películas de asesinos seriales on 23 de mayo de 2012 by catchyouu

Zodiac es una película thriller estadounidense de 2007 dirigida por David Fincher y basada en el libro basado en hechos reales del mismo nombre escrito por Robert GraysmithParamount Pictures y Warner Bros. reunieron a Jake GyllenhaalMark Ruffalo y Robert Downey Jr. para protagonizar la película.

Zodiac cuenta la historia de la búsqueda del notorio asesino serial conocido como “el asesino del Zodiaco“, quien asesinaba en el área de la Bahía de San Francisco y sus alrededores durante finales de 1960 y principios de los ’70, dejando a varias de sus víctimas tras su paso y burlándose de la policía con cartas y mensajes cifrados que enviaba a los periódicos. Hoy en día, el caso continúa siendo uno de los crímenes sin resolver más famosos de San Francisco.

Fincher, el guionista James Vanderbilt y el productor Brad Fischer pasaron 18 meses dirigiendo su propia investigación y averiguando acerca de los asesinatos. Durante el rodaje, Fincher utilizó la cámara digital Thomson Viper para filmar la película. Al contrario de la creencia popular, Zodiac no fue rodada digitalmente en su totalidad; se utilizaron cámaras de fotografía tradicional para las secuencias de asesinatos en cámara lenta.

Las críticas de la películas fueron positivas. Sin embargo, no fue de gran éxito en la taquilla norteamericana, recaudando solo 33 millones dedólares. Fue mejor recibida en el resto del mundo, ganando 51 millones. El total recaudado fue de 84 millones de dólares, con un presupuesto de 65 millones invertidos en la producción.

Por Sara Isabel Faure Landois.

http://es.wikipedia.org/wiki/Zodiac_(pel%C3%ADcula)

Frases que aterrarían a cualquiera…

Posted in Asesinos de la A a la Z, ¿Qué es un asesino serial? on 23 de mayo de 2012 by catchyouu

A continuación mostramos las frases mas celebres de algunos asesinos seriales:

Aileen Wuornos
“Que tu esposa he hijos sean violados, justo en el culo.” (Al jurado que la condeno)
“Ellos dicen que es el numero de personas que mate, yo digo que es acerca del principio que me impulso a matarlos.”
“Me están provocando a matar de nuevo.”
“Para mi este mundo no es nada mas que maldad y mi propia maldad resulto surgir de las circunstancias de lo que estaba haciendo.”

Albert DeSalvo
“Hice esto no como un acto sexual, si no por el odio que sentía hacia ella. Y no me refiero al odio en particular hacia ella si no hacia las mujeres.”
“No fue tan oscuro y obsceno como suena. Me divertí bastante, matar a alguien es una experiencia entretenida.”

Albert Fish
“Siempre tuve el deseo de infringir dolor en otros y de que otros me inflijan dolor a mi. Siempre disfrute de todo lo que causara dolor.”
“No estoy loco, solo soy afeminado”
“Ninguno es un santo”
“Me gustan los niños, son sabrosos.”

Andreas Bichel
“Abrí su pecho y con un cuchillo corte las partes carnosas del cuerpo. Después acomode el cuerpo como lo hacen los carniceros y empecé a cortarlo en pedazos con el hacha. Debo decir que mientras abría el cuerpo me sentía tan codicioso que puede haber cortado un pedazo y haberlo comido.

Andrei Chikatilo
“Lo que hice o fue por placer sexual, en realidad, m trajo paz mental.”

Andrew Cunanan
“La gente no me conoce, ellos creen que me conoce, pero no.”

Arthur Shawcross
“Le tome la pierna derecha a la mujer, desde la rodilla a la cadera le saque la grasa y me empecé a comer, mientras el veía a la otra mujer. Cuando mordí ella se orino.”
“Me estaba dando sexo oral y se descuido asique la ahorque.”

Por Sara Isabel Faure Landois.

http://www.gorechile.com/showthread.php?35-Frases-C%E9lebres-de-Asesinos-Seriales

Harold Shipman: Muere el asesino en serie de la historia moderna

Posted in Asesinos de la A a la Z on 23 de mayo de 2012 by catchyouu

Harold Shipman, el asesino en serie más prolífico de la historia moderna, apareció muerto el 13 de enero de 2004 en su celda de la prisión británica de Wakelfield. Aparentemente, Shipman se suicidó colgándose de los barrotes de su celda con las sábanas de la cama. Está previsto que la investigación para esclarecer las causas de su muerte dure dos meses.

Este tío tan majo se cargó a 218

El Doctor Muerte, por excelencia, nos deja sin saber exactamente a cuántas personas ha asesinado. Un informe oficial de Gobierno Británico señaló en 2002 a un mínimo de 215 víctimas (171 mujeres y 44 hombres, de entre 41 y 93 años) y la probabilidad de que esta cifra se elevara a 260. Se estudiaron más de 500 muertes en las que se sospechaba que el médico podía haber tenido alguna relación. En enero de 2005, la autora del informe elevó el número de víctimas probadas a 218, añadiendo tres hombres a la lista, y afirmó estar convencida de que el médico había matado a 250 pacientes.
Nunca reconoció sus crímenes ni mostró arrepentimiento o remordimiento. Los psiquiatras que le examinaron llegaron a la conclusión de que nunca hablaría de sus crímenes porque era incapaz de reconocerse a sí mismo su culpabilidad.
Nadie sabe por qué un afable médico de familia, felizmente casado y con cuatro hijos, mató a centenares de pacientes. Janet Smith, autora del informe oficial sobre los asesinatos, señaló que posiblemente Shipman era “adicto a matar”. Smith añadió que “hay evidencias de que tiene una personalidad adictiva, y es posible que matar fuera una forma de adicción”.

Shipman no ganaba nada con los asesinatos, más bien perdía clientela. En alguna ocasión pidió a los familiares que le regalaran objetos personales del fallecido: una máquina de coser, un mueble, un periquito… Hasta que en 1998 cometió su único error al intentar falsificar -torpemente- el testamento de Kathleen Grundy, una paciente a la que había asesinado, que poseía una fortuna de 386.000 libras esterlinas (unos 579.000 euros). La policía inició una investigación por este hecho que culminó con su detención.

El médico adorable
Shipman era un hombre de pocos amigos que podía volverse agresivo, pero la mayoría de sus pacientes lo adoraban. Le describían como una persona muy amable, sobre todo con los ancianos, ante los que se mostraba como un amigo verdadero a la par que médico. A muchos incluso les gustaba su manera de llamar a las cosas por su nombre. Cuando Stephen Dickson le preguntó a Shipman el 28 de febrero sobre la esperanza de vida de su suegro, que padecía cáncer, el doctor le contestó: “yo no le compraría ningún huevo de Pascua”. Él mismo se ocuparía cuatro días después de materializar su previsión. Sus víctimas eran pacientes con dolencias leves que le caían mal, enfermos crónicos y enfermos terminales.

La mayoría de los compañeros de trabajo lo consideraban como un médico en el que se podía confiar, adorable, entregado al cuidado de los pacientes, siempre disponible, trabajador y competente; pero para algunos colegas era también un poco extraño, siniestro y arrogante (sobre todo con los superiores).
Según sus compañeros, el único servicio que se le daba mal era ginecología y obstetricia (área en la que estuvo trabajando unos meses durante el período de residencia). Era demasiado bruto y tosco en los partos, y un médico le llegó a prohibir que volviera a tratar a su mujer (que estaba ingresada en el hospital). Se cree que empezó a consumir morfina en esta época porque la droga se utilizaba frecuentemente para aliviar el dolor de los partos y en este área era más fácil conseguirla.

Certificados de defunción
El número de crímenes por año fue aumentando paulatinamente. En 1997 batió su récord criminal con 37 asesinatos, según el citado informe oficial. El propio Shipman extendió los certificados de defunción de todas sus víctimas, salvo en tres ocasiones. La mayoría de los pacientes fueron incinerados, para lo cual un segundo médico tenía que confirmar los certificados de defunción. Para ello debía ver el cadáver y estudiar cuidadosamente las circunstancias de la muerte, pero la mayoría se limitaban a confirmar desde su consulta los certificados de sus colegas.
En determinadas circunstancias, como que un paciente falleciera en menos de 24 horas tras su ingreso en un hospital, el médico tenía la obligación de informar al forense, pero a Shipman le daban igual las normas y no informaba a nadie
.

Indemnización millonaria

Shipman se casó con Pimrose en 1965

Hasta el pasado 18 de junio el Doctor Muerte estaba bajo vigilancia especial para evitar que se suicidara. Se trata de una medida habitual entre los reos británicos que están condenados a cadena perpetua. No había mostrado ninguna tendencia suicida, aunque en una ocasión, según The Times, habló sobre la posibilidad de suicidarse para que su esposa cobrara una indemnización. Tras la muerte de Shipman, a los 57 años, su mujer recibirá 100.000 libras esterlinas (unos 150.000 euros), libres de impuestos, y una pensión vitalicia de 10.000 libras esterlinas (unos 15.000 euros) al año. Si el Doctor Muerte hubiera fallecido tras cumplir 60 años, su esposa sólo habría recibido 5.000 libras (unos 7.500 euros) anuales.
Los familiares de las víctimas han mostrado su desacuerdo con esta compensación económica. Cuando encarcelaron a Shipman les dijeron que había perdido su jubilación. ¿Tiene derecho un médico que asesina a sus pacientes a cobrar una pensión por su trabajo? ¿Y su viuda?
Su muerte ha dividido a la opinión británica. Por un lado están los que piensan que debían haber evitado que se suicidara para que cumpliera su castigo y, por otro, los que se alegran de su muerte por el dinero que ahorra a los contribuyentes que ya no tienen que costear su estancia de por vida en la cárcel.

J. Alberto Garrido Rejo

http://www.adeguello.net/ade04marzo8.htm

 

El empalador

Posted in Asesinos de la antigüedad on 23 de mayo de 2012 by catchyouu

Pocos personajes habrán alcanzado una tan amplísima gama como este vampiro salido de la imaginación del escritor Bram Stocker. Y también será difícil encontrar una concordancia más pobre que entre este muerto viviente y el personaje histórico al que le robó el nombre. Porque Vlad IV apodado por sus súbditos como Drácula con ser un ser despreciable y sanguinario, nada tenía que ver con el longevo conde que cada noche sale a beber su dosis de hemoglobina necesaria para seguir no y viendo por los siglos de los siglos.

En fin, a no ser por Stocker y, sobre todo, por el séptimo arte, que entró a saco en esta historia increíble, el verdadero Vlad apenas sería conocido en otros lugares que no fuesen sus apartadas montañas de los Cárpatos, como mucho, algunas comarcas próximas. En cuanto a las comparaciones, el auténtico Drácula sería mucho más aterrador que el de ficción y, por desgracia, la presencia de un crucifijo frente al rey de Valaquia, se demostró inútil para poder salvar a ninguna de sus numerosas víctimas.

 

El auténtico Drácula fue un noble rumano oriundo de Valaquia que dejaría el recuerdo insufrible de los cruentos padecimientos a los que sometió a los suyos , a su propio pueblo (toda una población aterrorizada), como a los extranjeros. Pocos dudaban de la enajenación de Vlad IV y el placer que experimentaba sometiendo a tortura a cientos de sus súbditos. Por eso, sus crímenes hicieron que se le conociese como Drácula, que significa el hijo del Diablo (y, también, dragón). El verdadero Drácula, como personaje real, pasaría a la Historia como Vlad IV el Empalador.

Vlad se sentó en el trono de su país a los 18 años, bien es cierto que, al principio, como soberano títere de los turcos. De su contacto con los otomanos, por cierto, aprendió el horrible suplicio del empalamiento que después, en cuatro años de locura, utilizaría hasta la saciedad. Una vez que se pudo liberar de sus carceleros, volvió a Valaquia y, en 1437, se autoproclamó Cristo Dios, gran voivoda (príncipe) de Hungro-Valaquia. Insaciable en su necesidad de matar y hacer sufrir, se enemistaba constantemente con todos los que le rodeaban en un afán —~,de supervivencia?— por incrementar el número de sus futuras víctimas. Una vez éstas adquirían una realidad evidente, Vlad las mataba de mil y una maneras, sobre todo a través del empalamiento. Pero su fértil imaginación y sus instintos sádicos no se tomaban un respiro y ensayaba nuevos sistemas de mandar al mundo de los difuntos a miles de potenciales víctimas. Así, un día hirvió vivo a un gitano acusado de ladrón, y obligó a su familia a que se lo comiesen después. El número de sus víctimas se contaron por miles que aparecían incluso aumentadas por el boca a boca de los aterrados habitantes del lugar. En Schylta ordenó matar a 25.000, y en una ciudad cercana, el día de San Bartolomé de 1460, empaló a 30.000. A una concubina que le comunicó su embarazo, ordenó que le abrieran el vientre a ver si era verdad.

Provisionalmente puso fin a este estado de cosas el rey Matías de Hungría, que lo encerró durante una docena de años por ver si se calmaba en su frenesí sangriento. Fueron sus propios súbditos los que, asqueados de sus procedimientos torturadores, lo denunciaron al rey de Hungría. En su prisión, Vlad no demostró, precisamente, arrepentimiento alguno; por el contrario, sobornaba a sus guardianes para que le proveyeran de ratones y otros animales a los que, para no olvidarse de su obsesión, se distraía empalándolos. Salió en libertad en 1474, y, al parecer, con ganas de pelear, ya que se metió en una nueva guerra con los turcos, luchando frente a los cuales murió, en una cruenta batalla, a los 45 años de edad. Los otomanos le cercenaron limpiamente la cabeza y la enviaron, previamente conservada e introducida en miel, al sultán de Constantinopla.

Como se advierte al principio, y a pesar de sus monstruosidades, nada abona la acusación contra Vlad IV de ser un bebedor de sangre, o de desdoblarse en vampiro. El error, propagado a través de la celebérrima novela de Bram Stocker más de tres siglos después, pudo deberse a que, en rumano, Drac significa diablo; y en Moldavia Drakul es sinónimo de vampiro, ese animal que necesita beber sangre caliente para sobrevivir. Resulta obvio que, comparado con el auténtico Vlad IV, el pobre personaje de la citada novela y de tantos films era un buen cadáver que regresaba pronto a su ataúd. Vlad IV acabó mal, muy mal. Y, sin embargo, en la memoria colectiva de Transilvania, se fue transmitiendo la leyenda del gran héroe nacional Vlad IV, el cual —para algunas gentes—, si las cosas se ponen feas, volverá de nuevo para salvar a su pueblo. Aunque, entre ese mismo pueblo, también la leyenda del Empalador se ha utilizado siempre para asustar a los niños revoltosos…

Por Sara Isabel Faure Landois.

http://www.portalplanetasedna.com.ar/dracula.htm

Mujeres Asesinas Serie

Posted in Ficción, Películas de asesinos seriales on 23 de mayo de 2012 by catchyouu

Son mujeres que buscan liberarse, mujeres que buscan venganza, son almas perdidas, son mujeres asesinas y están de regreso Mujeres Asesinas son mujeres que buscan liberarse, o mujeres que buscan venganza, o que , en su dolor, no saben qué buscan. Son mujeres asesinas que se convierten en eso cuando se les agotan las alternativas. Mujeres que matan, casi siempre, a aquellos que aman o amaron.

Mujeres Asesinas, es una serie original de Pol-Ka, productora argentina de éxitos de renombre a nivel internacional.

Mujeres Asesinas la producción mexicana, es el más reciente y estrujante de los éxitos de Mediamates. Una serie que ya ha sido producida en diversos países haciendo estremecer a un público que, simplemente no puede dejar de verla. Ahora, el público hispano se estremecerá con Mujeres Asesinas.

Cruel, compleja y dolorosa es la realidad de estas mujeres que para vivir, tienen que matar.

En esta primera temporada, 13 episodios, 13 casos distintos, 13 impactos brutales, 13 mujeres… Mujeres Asesinas.

La idea de esta serie surge de la publicación del extraordinario ensayo que, sobre distintos casos de homicidio realizados por mujeres, publicara Marisa Grinstein. El libro lleva por título, precisamente, Mujeres Asesinas.

Los guiones de la serie están basados en los casos reales a los que hace referencia el libro y a otros más que Marisa Grinstein ha continuado investigando.

La gran mayoría de las adaptaciones de estas historias, en su forma de guión televisivo, corren a cargo de Liliana Escliar y la misma Grinstein.

Para la realización de la versión mexicana de Mujeres Asesinas, Mediamates ha incorporado un elemento que refuerza la trama, la dota de agilidad y tensión, y profundiza en el quehacer policiaco: El DIEM, Departamento de Investigación Especializada en Mujeres.

En México, el trabajo de adaptación queda bajo la responsabilidad de Carlos Pascual, de reconocida trayectoria en el medio televisivo y teatral.

Las mujeres asesinas que veremos en pantalla, están encarnadas por las actrices más reconocidas de la televisión, el cine y el teatro en México.

Protagonistas de las telenovelas mexicanas de mayor éxito en la Unión americana, respaldadas por repartos plenos de solidez y profesionalismo.

Siendo Mujeres Asesinas, una serie que va al fondo de la perplejidad de los personajes, el trabajo actoral representa el pilar de cada historia. Talento mexicano, reconocido internacionalmente, es ese pilar, esa columna para la serie.

J.Alberto Garrido Rejo

http://www2.esmas.com/entretenimiento/programastv/mujeres-asesinas/018502/televisa.com/parodiando